Candidato unitario para evitar el genocidio Candidato unitario para evitar el genocidio
Coromoto Álvarez.- Para evitar el genocidio de Venezuela en cámara lenta según denuncia  José Curiel, hace falta un candidato presidencial unitario, sano y salvo,... Candidato unitario para evitar el genocidio

Coromoto Álvarez.-

Para evitar el genocidio de Venezuela en cámara lenta según denuncia  José Curiel, hace falta un candidato presidencial unitario, sano y salvo, sin la locura de Diógenes Escalante en mil novecientos cuarenta y cinco, quien hubiese impedido el golpe de Estado cívico-militar contra el presidente Isaías Medina  que encabezó Rómulo Betancourt al frente de la Junta Revolucionaria de Gobierno.

Para superar imponderables que derivan de los atropellos que registran  las estadísticas invisibles y visibles procesadas por el Grupo de Análisis Político, so pretexto de anular las opciones candidaturales de la oposición y el oficialismo, se hacen esfuerzos en las parcelas plurales y en el mundo independiente con desprendimiento auténtico y participación de todos los sectores de la vida nacional, para derribar el muro que los separa con el oído puesto en las angustias de la población que padece la peor crisis económica, social y política en la historia republicana.

Despejado el camino en el partido de gobierno con la ruptura entre el chavismo y el madurismo, sesgo de la escaramuza muy bien calculada para dejar por fuera a Rafael Ramírez, un atrevido que hizo su encuestica, aferrado al mando que mantuvo en Petróleos de Venezuela, el cual compartió con el difunto comandante durante doce años, la derrota de Henri Falcón en Lara y el escondite del lanzamiento de Gabriela Chávez en la pluma de Manuel Isidro Molina antes que Nicolás Maduro diera a conocer su afán reeleccionista, deducen los analistas que escuchamos, en ese bando pudieran profundizarse las grietas ante cualquier barajo, pues, Diosdado Cabello por el medio de la calle y a buen resguardo no desperdicia las apariciones mediáticas para proyectar su imagen, a sabiendas  que también Manuel Rosales mordió el anzuelo de la derrota electoral en el estado Zulia.

Del lado opositor aún no sube al cuadrilátero el gallo tapao de otro cantar. Claudio Fermín, Eduardo Fernández y Henry Ramos Allup andan en lo suyo, sin menosprecio por Antonio Ledezma en el exilio, Capriles Radonski inhabilitado, Oswaldo Álvarez Paz con prohibición para salir del país y Leopoldo López preso. En resumen, casi todos los que optan a suceder a Maduro en Miraflores, son víctimas de una emboscada a pleno sol.

Ante la incertidumbre reinante, la cual no depende únicamente del retablo de las maravillas que se reunirá en los próximos días en Quisqueya, pues, siempre que pasa igual sucede lo mismo, se levantan puentes sin corruptelas de la constructora Odebrecht, con la cantaleta ´´amaos los unos a los otros´´, en fila india, tras la postura de una figura cuerda   capaz de aglutinar masas que claman por la recuperación de su calidad de vida, de su felicidad plena, de su capacidad para generar confianza por la vía constitucional,  en ambiente propicio para la cordura, la alimentación, la educación, la seguridad y la cura de la psiquis sin que el ´´ Pasajero de Truman´´ de Francisco Suniaga  pierda la razón antes de anotar la carrera del triunfo.

 

Francisco Mayorga

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *